Enseñando a Nicolás

¡Hola, gente!

Os traigo la primera novela adulta (no relato) que hice ;) ¡Ya en Amazon!

Sinopsis:
Verónica había sido reprimida, en todos los sentidos, toda su vida. Hacia tiempo que se había deshecho de todas las ataduras a las que había sido empujada y era una Dom experimentada en toda clase de sensuales experimentos.

Cuando conoció́ a Nicolás y vio que sus padres lo ataban a sus anticuadas costumbres, quiso aflojar los nudos, enseñarle a desinhibirse. Y él aprendía cada lección con avidez, deseando cada mirada, cada roce y cada suspiro que ella emitía.

Iba a ser la lección más dulce.

Podéis encontrarla y comentar, aquí. ¡Espero vuestras críticas!




Y aquí tenéis un trocito de una escena hot:

Me tumbo en la cama y él se arrodilla entre mis piernas abiertas. Me arranca las bragas (mis pobres, caras bragas de Victorias’s Secret) y, mirando mi vaina, acaricia la cara interna de mi rodilla derecha y la pantorrilla de la otra. Va subiendo poco a poco, torturándome con sus movimientos lentos, pausados, volviendo a bajar con parsimonia antes de llegar a la tierra prometida. Y comienza con los besos: me deposita un suave beso en la rodilla, en la cara interna de mi muslo, a medio camino de mi interior; conforme pasan los segundos, noto que los besos son más prolongados, más húmedos, más calientes, más sexys, más apasionados y estoy ardiendo por dentro, jadeando por unos simples besos en las piernas, ¡las piernas! Este chico ha mejorado mucho desde que le conocí y ya no puedo más. Estoy en llamas, anhelante, creo que voy a suplicar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario