¡¡Videotrailer de Enseñando a Nicolás!!

Ya está aquí el videotrailer de mi último libro publicado (y primero en haber sido escrito y acabado).

¿¿Qué os parece??


La canción es la de Avenged Sevenfold (A7X), Afterlife, y aquí tenéis la letra:



Like walking into a dream, so unlike what you've seen
So unsure but it seems, 'cause we've been waiting for you
Fallen into this place, just giving you a small taste
Of your afterlife here - so stay, you'll be back here soon anyway

I see a distant light
But girl this can't be right...
Such a surreal place to see
So how did this come to be?
Arrived too early

And when I think of all the places I just don't belong
I've come to grips with life and realize this is going too far

I don't belong here, we gotta move on, dear
Escape from this afterlife
'Cause this time I'm right, to move on and on
Far away from here!

Place of hope and no pain, perfect skies with no rain
Can leave this place but refrain, 'cause we've been waiting for you
Fallen into this place, just giving you a small taste
Of your afterlife here - so stay, you'll be back here soon anyway

This peace on earth's not right (with my back against the wall)
No pain or sign of time... (I'm much too young to fall)
So out of place, don't wanna stay
I feel wrong and that's my sign
I've made up my mind

Give me your hand but realize I just wanna say goodbye
Please understand I have to leave and carry on my own life

I don't belong here, I gotta move on dear
Escape from this afterlife
'Cause this time I'm right, to move on and on
Far away from here!
Got nothing against you and surely I'll miss you
This place full of peace and light
And I'd hope you might, take me back inside
When the time is right!

Loved ones back home all crying 'cause they're already missing me
I pray by the grace of God that there's somebody listening
Give me a chance to be that person I wanna be
(I am unbroken; I'm choking on this ecstasy! )
Oh Lord I'll try so hard but you gotta let go of me
(Unbreak me, unchain me, I need another chance to live! )

Aah!

I don't belong here, I gotta move on dear
Escape from this afterlife
'Cause this time I'm right, to move on and on
Far away from here!
Got nothing against you and surely I'll miss you
This place full of peace and light
And I'd hope you might, take me back inside
When the time is right!

Espero que os guste ;)

Enseñando a Nicolás

¡Hola, gente!

Os traigo la primera novela adulta (no relato) que hice ;) ¡Ya en Amazon!

Sinopsis:
Verónica había sido reprimida, en todos los sentidos, toda su vida. Hacia tiempo que se había deshecho de todas las ataduras a las que había sido empujada y era una Dom experimentada en toda clase de sensuales experimentos.

Cuando conoció́ a Nicolás y vio que sus padres lo ataban a sus anticuadas costumbres, quiso aflojar los nudos, enseñarle a desinhibirse. Y él aprendía cada lección con avidez, deseando cada mirada, cada roce y cada suspiro que ella emitía.

Iba a ser la lección más dulce.

Podéis encontrarla y comentar, aquí. ¡Espero vuestras críticas!




Y aquí tenéis un trocito de una escena hot:

Me tumbo en la cama y él se arrodilla entre mis piernas abiertas. Me arranca las bragas (mis pobres, caras bragas de Victorias’s Secret) y, mirando mi vaina, acaricia la cara interna de mi rodilla derecha y la pantorrilla de la otra. Va subiendo poco a poco, torturándome con sus movimientos lentos, pausados, volviendo a bajar con parsimonia antes de llegar a la tierra prometida. Y comienza con los besos: me deposita un suave beso en la rodilla, en la cara interna de mi muslo, a medio camino de mi interior; conforme pasan los segundos, noto que los besos son más prolongados, más húmedos, más calientes, más sexys, más apasionados y estoy ardiendo por dentro, jadeando por unos simples besos en las piernas, ¡las piernas! Este chico ha mejorado mucho desde que le conocí y ya no puedo más. Estoy en llamas, anhelante, creo que voy a suplicar.

Adelanto: Althea

Una novela que llevo más o menos avanzada y que espero que pronto esté ¡disponible y a la venta!

¿Qué harías si un día estás tan tranquila y un extraterrestre te secuestrase para venderte en un lugar a años luz de tu planeta?

¡Aquí tenéis un adelanto!

―No es prudente tocarlas si no has sido invitada.

Pensé que en aquel rincón estaba sola, que podía observar a alguien que ostentara su riqueza, que estuviese más solo, más accesible, que pudiera ser un blanco para mis propósitos mucho más realista. Pensé que no tenía compañía.

―¿A todas o solo a la de hielo?

Hablé a la oscuridad, esperando que la voz masculina se volviese corpórea, que saliese a la luz. No sucedió.

―En general, no es prudente hacerlo con nadie, pero especialmente con su raza. Desarrollaron esa habilidad hace siglos, cuando eran codiciados y brutalmente tratados. Es su defensa y solo pueden deshacerse de ésta voluntariamente.

Hubo un momento de silencio.

―¿Qué haces aquí? ¿Por qué no estás comprobando la mercancía? ―Ay. No pude evitar que las últimas palabras salieran acompañadas de un matiz no muy amigable.

Aunque pudiera parecer increíble, en estas semanas me había acostumbrado a la desnudez, me había acostumbrado a las comidas, los colores, los olores, los comportamientos de los seres a mi alrededor. A todo, excepto a la cosificación de mi persona. A todo, excepto al hecho de ser una mercancía, una esclava, al hecho de que me hubieran arrebatado la voluntad.

―Es eso lo que estoy haciendo.

―¿Desde aquí? ¿A oscuras?

―Desde aquí. A oscuras.

―¿Por qué? ―No pude evitar preguntar.

―Es más fácil observar desde este punto de vista. Desde aquí puedo ver cómo se comportan, cómo adulan y se venden, cómo y cuándo fingen ser lo que no son. Se es menos susceptible al engaño cuando no tienes distracciones y puedes observar los cambios, aún más cuando no eres el objetivo.

No quería ser objeto de engaño por parte de unas hembras cuyo único objetivo era el de venderse al mejor postor para tener las puertas abiertas a una mejor vida, tal vez a la libertad. Y, para ello, iba a una subasta de esclavas. Era como si alguien que detestara la publicidad pusiera el canal de la tele-tienda.

―Eso es hipócrita. Están haciendo lo posible por vender lo que tú has venido a comprar.

No hubo réplica y entonces me di cuenta de que estaba hablando con alguien importante y poderoso y que no le había tratado ni con respeto, ni con sutilidad, ni con la mente abierta, ni con afecto.

―¿Ya has decidido alguna compra? ―Traté de arreglarlo, de ser casual, de que no se entretejiese el rencor por mi situación en la frase.

―Puede. ―Tras un rato: ―Ven.

Divisé una mano en la oscuridad, alzada hacia donde estaba yo, invitadora. Fui.

Entrelacé mis dedos con los suyos y él tiró de mí hasta que mi espalda descansó sobre su abdomen. Su brazo rodeó mi vientre y mi cabeza se relajó sobre su pecho.

―Observa.

La escena ante mí ofrecía un punto de vista diferente. Era más global, abarcaba a cada ser en esa estancia, a cada hembra, a cada macho, a cada pareja, a cada movimiento. Las sutiles caricias habían evolucionado hasta convertirse en movimientos mucho menos disimulados y bastante más evidentes. Donde antes había caricias superficiales, ahora eran agarres fuertes, lametones indiscretos, exhibicionismo crudo, sin tapujos. Se dibujaba ante mí un cuadro muy hedonista, y la sí sutil caricia de la mano ajena en mi vientre hacia el momento mucho más perturbador.

Su mejilla acarició el pelo sobre mi oreja.

―Quiero comprarte.

―¿Por qué?

―Porque quiero que seas mía.


Y ésta sería la portada:


Próximamente...

 La saga Memorias de Idalia, la historia de una súcubo, sus aventuras, sus amores, sus desaventuras y desamores...

La tercera parte de Un secretito de nada.

Cautiva, ¿qué pasaría si un Dom te confundiese con otra, te secuestrase y practicase en ti las torturas más sensuales que jamás hubieses imaginado?









En un mundo en el que las criaturas mágicas están a la orden del día y los dragones ocupan la cúspide social de las criaturas que jamás pensaste que existían, Aidan, Daren, Jacob, Leib y Seaver te harán fantasear con un dragón.

Y eso por no hablar de los hombres lobo...

Las monucas...

Las brujas...

Los elfos...

Los fantasmas...

¡Y mucho más!



Setenta días en Madrid y Setenta días en Madrid 2. Dos historias con todo y nada en común. Y es que, ¿quién no se perdería en la maravilla de esta ciudad?

Tuya, ¿hace falta decir más?

Magia de San Valentín. Bonita fecha, ¿no? Pues cuando Cupido te manda al siglo XVIII, no es un día tan ideal.

Tópicos eróticos, sensuales historias compiladas en un solo libro.





 ¿Alguna vez te has planteado si hay vida más allá de la Tierra? En Althea descubrirás un nuevo mundo muy distinto y muy, muy sexy.

Las joyas del Mago, El anillo, El brazalete y El collar, son tres joyas que harán que pierdas la voluntad, el corazón y hasta el alma por el dueño que coloque en ti las piezas que, en su día, creó un mago con oscuras intenciones.


Un secretito de nada 2

La segunda parte de Un secretito de nada ¡ya está aquí!

Sinopsis:
Un secretito de nada no puede hacer daño a nadie, ¿verdad? Quiero decir, que no pasa nada, todo el mundo guarda secretos. Y el que diga que no, miente.
El problema es que un secretito de nada puede convertirse en un secreto un tanto problemático. Y no me refiero al tipo de problema que se resuelve cuando cambias tu número de teléfono. Me refiero al tipo de problema que puede llevarte ante los tribunales, alejarte del mejor dios sexual que jamás conocerás y… bueno, ¿no es eso más que suficiente?
Al parecer, no.

Consigue el libro, aquí.






Y el videotrailer de esta segunda parte, también disponible:


Un secretito de nada

¡Un secretito de nada es mi primer librito publicado!

¿De qué va?

Sinopsis:
Un secretito de nada no puede hacer daño a nadie, ¿verdad? Quiero decir, que no pasa nada, todo el mundo guarda secretos. Y el que diga que no, miente.
Pues el mío es que tengo sueños húmedos con mi jefe. Bueno, también alguna mentirijilla hay por ahí. Y vale, he cotilleado más acerca de él de lo que alguien en mi posición debería. Vale, vale, tampoco debería estar en esta posición, pero es que… entendedme. Este hombre es el sexo con piernas. Su pelo moreno, sus ojos verdes, su cuerpo de infarto, esas corbatas y esos trajes… 
¿Que qué pasó? Ah, no. Eso sí que no. ¡No os voy a contar toda la historia aquí!

Lo puedes encontrar en Amazon, aquí.





Y aquí tenéis el videotrailer: